El paso del tiempo a veces conlleva la pérdida de volumen, especialmente en pómulos y óvalo facial, que cambia las proporciones de la cara y provoca flacidez.

La Bioplastia, también llamado lifting líquido,  es una novedosa técnica de rejuvenecimeinto facial para la restauración de volúmenes que se realiza con implantes en planos profundos de bio-materiales, es decir, con sustancias compatibles con nuestro organismo que no provocan toxicidad, alergias ni rechazo, de ahí el nombre.

El lifting líquido es un procedimiento mínimamente invasivo, poco traumático, indoloro, sin cortes ni cicatrices que nos permite “esculpir” el rostro, mejorar la flacidez y conseguir un aspecto muy mejorado y rejuvenecido.

Utilizamos principalmente ácido hialurónico de diferentes tipos para devolver al rostro el volumen perdido con la edad. El juego de volúmenes permite aportar equilibrio y armonía, corregir la flacidez y retrasar el proceso de envejecimiento. Además, se eliminan las arrugas de expresión con toxina botulínica.

De esta manera podemos devolver el contorno y perfil a la cara para realzar, rejuvenecer y complementar las características faciales que determinan la belleza de un rostro.

Tratamiento de Bioplastia

Normalmente la Bioplastia se lleva a cabo en dos sesiones, en las que previamente se realiza una limpieza de las zonas a tratar.

1ª sesión

En la primera sesión de la Bioplastia se tratan las arrugas de expresión con toxina botulínica, la flacidez y se comienza la restauración de volúmenes en las zonas donde se necesite como en pómulos, arco  mandibular, surcos nasogenianos, comisuras, etc.

2ª sesión

Transcurridos unos 15 días se procede a la revisión de la toxina botulínica, se revisa el tratamiento contra la flacidez y se acaban de definir los volúmenes con el fin de conseguir un rejuvenecimiento natural, equilibrado y favorecedor.

Se finaliza con una hidratación profunda que aporta vitaminas, sustancias hidratantes y antioxidantes que mejoran el aspecto de la piel.

Ambas sesiones se realizan en la consulta del médico e inmediatamente el paciente puede incorporarse a su actividad normal.